Toda la información sobre la oferta cultural, de ocio y turismo en Gipuzkoa.
  1. Inicio
  2. Patrimonio / 1. Patrimonio Cultural y Artístico / 1.2 Patrimonio Religioso / 1.2.2 Iglesias, Santuarios
  3. Donostia: Iglesia de Santa María

Donostia: Iglesia de Santa María

Obra de los arquitectos Lizardi e Ibero a mediados del siglo XVIII (1745) es de planta rectangular. En ella se encuentra la Virgen del Coro, patrona de la ciudad.

Posee planta de salón dividida en 3 naves, donde destacan los pilares centrales que soportan las altas bóvedas. La entrada, enmarcada por una portada barroca con dos torres, está en el lateral y se sitúa en el centro de la nave. Gran parte de su construcción se debe a la contribución dineraria de la Real Compañía de Caracas

Según cuenta la leyenda la devoción a la Virgen del Coro se debe a que un monje quiso llevar la imagen de la virgen que se hallaba en el coro a su celda y al querer salir del templo la imagen se lo impidió y fue descubierto. Desde entonces la virgen figura en Altar Mayor y es de la devoción de todos los Donostiarras. Dicha iglesia se sitúa en la confluencia de la Calle Mayor y 31 de Agosto.

La iglesia de Santa María, ubicada al final de la calle Mayor, fue reformada y modificada en el siglo XVII, coincidiendo con el estilo barroco. En origen fue una iglesia románica, aunque se amplió entre 1522 y 1560, de acuerdo con elgótico-renacentistaque tanta implantación tuvo en los territorios vascos. La explosión del polvorín del castillo, en 1688, le afectó seriamente, al igual que varias catástrofes posteriores, por lo que fue preciso apuntalarla. Tenía un claustro en laparte trasera, dondese impartían lecciones de Cosmografía para futuros navegantes. Las obras de reconstrucción se iniciaron hacia 1740, ocupándose para ello varios solares de viviendas. Se convocó a varios arquitectos para hacer las trazas, eligiéndose las de Ignacio de Ibero y Francisco Ignacio de Lizardi.

El nuevo templo se inauguró en 1774, aunque lo fundamental de la construcción estaba terminado para 1759. El edificio es de planta rectangular, con ábside semicircular y otras dependencias secundarias. Por el norte tiene adosada la nave de Santa María, que ocupa el lugar del viejo claustro. La nave central alcanza gran altura y está cubierta con bóvedas de crucería que apoyan en gruesos pilares. El coro, amplio, se sitúa al final de lamisma. Una de las partes más admirables de este templo es la fachada principal, constituída por una hornacina de grandes dimensiones, a la que le sigue otro cuerpo avanzado en convexidad con remate triangular a modo de piñón. Dos torres de mayor altura la enmarcan. El zócalo del gran nicho está decorado con elementos rococó inscritos en rectángulos finamente cajeados, que desbordan el marco, expansionándose como algo vivo. Poseen un repertorio decorativo a base de representaciones de el sol, estrella,un ciprés, luna azucenas, rosas y otros elementos florales. El edículo de la Virgen rompe el entablamento con afán de ascendencia. Siguiendo la tensión vertical se dispone un óculo elipsoidal con los símbolos papales y una hornacina con la figura de San Sebastián. Un piñón triangular unifica la fachada al prolongarse en los cuerpos de campanas. El retablo del Altar Mayor, barroco, está dedicado a la Virgen del Coro. Los laterales forman parte del mismo proyecto y aluden a la vida de San Pío y Santa Bárbara.

Todo el conjunto fue diseñado por Diego de Villanueva y ejecutado por Francisco de Azurmendi. El testimonio más antiguo conservado se sitúa en la nave de Santa María, se trata de un Cristo de tamaño natural, realizado en la primera mitad del SXVI.

Iglesia de Santa María Iglesia de Santa María Iglesia de Santa María Iglesia de Santa María Iglesia de Santa María Iglesia de Santa María Iglesia de Santa María Iglesia de Santa María Iglesia de Santa María Iglesia de Santa María
Txikiweb